¿Cómo Evitar el Cansancio en los Pies por Estrés?

Actualmente, la sociedad se ha acostumbrado a vivir con el estrés, ya sea por las alteraciones a nivel laboral, social o emocional, y sobre todo en las grandes ciudades donde estamos acostumbrados a andar a prisas. El estrés derivado por las situaciones anteriores puede producir agobio, tensión o ansiedad, así como crear algunos hábitos nocivos como comer demasiado rápido o aumentar el consumo de tabaco.

Podríamos definir al estrés como respuestas derivadas de una acumulación de estímulos que provocan distintos trastornos físicos y emocionales. En la mayoría de ocasiones, siempre que hablamos del estrés pensamos en sus afectaciones a nivel psicológico pero es de suma importancia estar consciente de que puede causarnos problemas a nivel físico y motriz.

¿Cómo puede afectar el estrés a los pies?

El estrés es un estado emocional adverso que puede provocar alteraciones musculares o posturales, entre otras. Ante este problema, nuestro cuerpo reacciona creando una serie de cambios que afectan al pie y a nuestra forma de caminar, ya que deben ser compensados mediante un esfuerzo musculoesquelético mayor que se traduce en un aumento de cansancio, dolor, pesadez, etcétera.

¿Qué puedo hacer al respecto?

A continuación te dejaremos algunos ejercicios a realizar en casa con los cuales lograrás relajar los pies tras una jornada de estrés. Estas actividades te ayudarán a aliviar o, al menos, disminuir los síntomas de este problema.

  • Mantén los pies en alto. El primer ejercicio propuesto por nosotros es que, mientras estés descansando en el sofá, mantengas los pies en alto. Esta postura favorecerá la circulación sanguínea y, por lo tanto, aliviarás el cansancio así como la pesadez. Se puede utilizar algún cojín o la pared.
  • Baños de agua con sal. Después de una jornada sumamente pesada, puede que sientas calor o inflamación en tus pies. Para solucionarlo, recomendamos baños de 15 o 20 minutos en agua tibia con un poco de sal. Con esto, las molestias disminuirán notablemente.
  • Masajea e hidrata tus pies. A lo largo del día, se acumulan tensiones sobre la planta del pie. Uno de los ejercicios que aconsejamos es masajear esta parte del pie. Haciendo lo anterior, lograrás relajar las estructuras. La forma de hacer el masaje es la siguiente: Pasar los pulgares desde el talón hasta los dedos ejerciendo presión sobre esta zona. También puedes apoyarte con los nudillos y movilizar las articulaciones de los dedos.
  • Estiramientos para acabar con las molestias. Los estiramientos alivian la tensión que sufren los pies. Algunos de los más fáciles y eficientes son:
  1. Tomar los dedos de los pies con la mano y se doblan hacia el empeine.
  2. Estando sentado en el suelo y con la ayuda de una toalla, se lleva el pie hacia la espinilla flexionando el tobillo.
  3. Situándose al borde de un escalón y apoyando las puntas de los pies dejando caer los talones.
  4. Realizando movimientos circulares con los tobillos.
  5. Rodando una pelota sobre la planta.
  • Utilizar plantillas ortopédicas

Las plantillas que en Feet10 te ofrecemos ayudan a disminuir el impacto así como distribuir correctamente este mismo en cada paso. Esto es de vital importancia para evitar el cansancio en rodillas, espalda, etc. lo cual genera estrés.

Es muy importante tomar en cuenta que, siempre que se llegue a casa, es importantísimo utilizar calzado adecuado que te permita relajar tus pies.

¿Te interesaría conocer más sobre lo que hacemos en Feet10? ¡Contáctanos! Si deseas más información puedes enviarnos un mensaje por WhatsApp en el siguiente link http://bit.ly/f10whatsapp o llamándonos al +52 (33) 18124493.

Tagged under: