Los Dolores y Lesiones Más Comunes en la Danza

El baile, según la Real Academia Española de la Lengua, se define como:

Ejecutar movimientos acompasados con el cuerpo, brazos y pies.

Esta actividad es una de las más relajantes, pues es una oportunidad de ser nosotros mismos sin ninguna limitante o complejo. Desgraciadamente, también es una de las actividades en la cual estás sumamente expuesto a alguna lesión o torcedura que podrían causar dolores agudos y molestos. En este blog, te hablaremos sobre cada una de las lesiones a las cuales te expones, pero al final también te daremos algunas recomendaciones para cuidarte de la mejor manera.

Sobrecarga Muscular

Una sobrecarga muscular es una contracción involuntaria y continua de las fibras musculares como consecuencia de la práctica excesiva de deporte o la mala ejecución de un ejercicio. Esta lesión es especialmente común en bailarines, pues el entrenamiento supone, entre otros aspectos, repetir varios gestos, lo que supone de por sí un riesgo de sufrir una sobrecarga muscular. Generalmente se produce por la repetición errónea de un paso lo que produce el sobreuso de un determinado músculo.

Los músculos con más probabilidad de  sufrir sobrecargas son aquellos que forman parte de:

  • Las extremidades superiores.
  • Las piernas
  • Pies

Esguince

Un esguince de tobillo es una lesión muy habitual en los bailarines. Sucede cuando los ligamentos que sujetan el tobillo se distienden demasiado y/o se desgarran. Un esguince de tobillo puede ocurrir por meter el pie en un hoyo, al resbalarse mientras se camina cuesta abajo o simplemente por apoyar mal el pie.

Algunos esguinces de tobillo son lesiones de poca importancia que se curan con muy poco tratamiento. Pero hay otros que pueden ser más graves.

Fascitis

La fascia plantar es una estructura plana, gruesa y fibrosa situada en la planta del pie que se extiende en cada paso que damos. Se origina en el hueso del talón y se inserta en todos los dedos.

La fascitis plantar es la condición más común de dolor en el talón. Esta situación ocurre cuando el ligamento fibroso de la fascia plantar (en la planta del pie) provoca desgarros en los tejidos, y ésto produce dolor e inflamación.

Sesamoiditis

La sesamoiditis es un estado de inflamación del periostio que recubre los huesos sesamoideos y donde se insertan los músculos al hueso por medio de los tendones. La sesamoiditis se manifiesta con mayor frecuencia en el Hallux o dedo gordo del pie, o bien entre el Hallux y el segundo dedo.

Los sesamoideos son dos huesos pequeños que están ubicados a nivel de la articulación metatarsofalángica del pie, justo debajo de la articulación del Hallux o dedo gordo.

Los sesamoideos se encuentran unidos entre ellos por un ligamento intersesamoideo firme y grueso,  además están sujetos a la cabeza del primer metatarsiano y a la base de la falange proximal.

Metatarsalgia

La metatarsalgia es el dolor en la planta de los pies cerca del inicio los dedos que se acentúa al caminar, al correr o con los zapatos. La metatarsalgia mecánica por sobrecarga es un problema frecuente en el pie de los bailarines, siendo el metatarsiano del segundo dedo el más afectado, aunque pueden estar afectados más de uno a la vez en el mismo pie.

Tendinitis

La tendinitis y la bursitis son la inflamación o degeneración (descomposición) de los tejidos blandos alrededor de los músculos y los huesos.

El tratamiento inmediato consiste en: reposo, hielo, compresión y elevación.

Entre las señales de peligro, se encuentra un rápido empeoramiento del dolor, enrojecimiento e hinchazón, o incapacidad repentina para mover una articulación.

Consejos y Recomendaciones

  • Un buen corte y fresado de uñas evitará los problemas con uñas encarnadas o hematomas subungueales.
  • Para reducir el riesgo de esguinces graves es recomendable calentamientos del tobillo movilizándolo en todas direcciones antes de la práctica.
  • Otro ejercicio de calentamiento que sería interesante realizar antes y después de la práctica son estiramientos en la planta del pie o incluso automasajes con las manos en la zona plantar.
  • La hidratación del pie también es una medida de prevención de lesiones muy importante y que, en la mayoría de los casos, no se le presta la atención adecuada.
  • Es recomendable también, fuera de la práctica, no utilizar zapatos en punta que ejerzan presión sobre los dedos para no sobrecargar más la zona.
  • El uso de plantillas ortopédicas le dará a los pies el descanso necesario así como ayudará a distribuir el impacto correctamente en toda la pisada.

¿Te interesaría conocer más sobre lo que hacemos en Feet10? ¡Contáctanos! Si deseas más información puedes enviarnos un mensaje por WhatsApp en el siguiente link http://bit.ly/f10whatsapp o llamándonos al +52 (33) 18124493.

Tagged under: