Un descanso para tus pies

By Relajación
Pie de mujer siendo masajeado.

¿Alguna vez has tenido que atravesar una jornada aguantando el dolor de una ampolla en el tobillo, o haz sentido que los pies se te hinchan tanto que ya no caben en tus zapatos? A lo largo de tu día, tus pies soportan una gran cantidad de presión e impacto, y muchas veces lo hacen en un terreno irregular, usando zapatos poco cómodos y durante largos periodos de tiempo. Por eso es importante encontrar formas de darles un respiro en la noche, al llegar a casa. Descuidar tus pies no sólo puede ser incómodo y provocar dolor: incluso puedes llegar a lesionarlos.

Hay una gran cantidad de factores que pueden reducir estos padecimientos, desde usar regularmente Plantillas Feet10, que cuentan con un sistema activo que favorece el impulso y una talonera que reduce el impacto, hasta incluir en tu dieta infusiones como la cola de caballo y frutas diuréticas como la sandía, el melón o la piña, que ayudan a eliminar la acumulación de líquidos.

Hoy queremos contarte de una práctica que te ayudará a proteger a tus pies contra el desgaste diario: los ejercicios de relajación. Estos cuatro ejercicios te permitirán liberar tensión, estimular la circulación sanguínea y estirar músculos y ligamentos. ¡Atención!

 

  1. Sentado en el suelo, estira las piernas hacia el frente. Coloca una toalla en las puntas de las plantas de tus pies y cuidadosamente jala hacia ti de manera que estires los arcos sin forzarlos. Mantén durante unos segundos y libera. Repite las veces que gustes. Alternativamente, puedes realizar este ejercicio sentado en una silla, colocando tu tobillo sobre la rodilla de la pierna opuesta y estirando la punta de tus pies con la mano.
  2. Extiende una toalla en el suelo y con los dedos del pie intenta arrugarla lo más posible. Esto facilitará la circulación de la sangre y a la vez, permitirá a tus dedos relajarse y recuperar su movilidad. Durante un día normal, el calzado obliga a los músculos a permanecer en la misma posición durante muchas horas; este ejercicio te permitirá revertir ese efecto.
  3. Con una pelotita de material duro, por ejemplo una de tenis, puedes darte un agradable masaje. Mientras te encuentras sentado, pisa la pelota y hazla rodar a lo largo de tu pie. Muévela en círculos con la punta y el talón hasta que sientas que la tensión va cediendo. Si el material que estás usando te resulta demasiado agresivo, otra opción es usar un rollo de hule espuma.
  4. Sentado de manera que tus pies queden colgando, haz movimientos giratorios con tus tobillos durante un par de minutos y descansa. Repite el ejercicio girando en sentido opuesto esta vez. Al terminar, flexiona tus tobillos estirando la punta hacia abajo y luego hacia ti.

 

Todo se vale para lograr excelentes estados de relajación.

 

Además de hacer estos ejercicios de manera periódica hay muchas más acciones que son útiles para relajar a tus pies y aliviar el cansancio. Caminar descalzo sobre arena o hierba, sumergir las piernas en agua con sal o incluso darte un masaje con aceites vegetales son algunas de ellas. Si combinas estos buenos hábitos con el uso de tus Plantillas Feet10 para minimizar el impacto contra el suelo, sentirás el cambio de inmediato. ¿Te atreves a incorporar estos ejercicios en tu rutina? ¡Escríbenos en nuestras redes sociales y platícanos tu experiencia!